19 may. 2024

RUFINO ZAPATA ENVÍA MENSAJE A LA MADRE DE JULIETTE

Don Rufino Zapata, abuelo de la pequeña Juliette, envió un mensaje a su hija Lilian pidiendo que hable y diga la verdad. Además, negó las acusaciones del abogado Max Narváez.

t00.jpg

Este domingo en el programa La Lupa fueron entrevistados Rufino Zapata, abuelo de la pequeña niña desaparecida Juliette y Juan Espinoza, papá de Dahiana, también desaparecida hace meses.

Don Rufino puso en duda que su nieta siga con vida y aseguró que el abogado Max Narváez “traba” la posibilidad de que él pueda hablar con su hija. Además, negó todas las acusaciones en su contra.

“El abogado traba la posibilidad de hablar con mi hija, también me acusó que yo abusé de ella y mi nieta. Yo niego categóricamente eso ante la sociedad”, expresó pidiendo un primer plano.

También aprovechó el momento y envió un mensaje a su hija Lilian Zapata donde le pidió “por favor que diga la verdad” y que “coopere con la justicia” para encontrar a la niña.

“Lilian siempre hablamos con la verdad en nuestra casa. Te vuelvo a sugerir decir la verdad y siempre cooperar con la justicia. Te pido por favor como padre, no hacer caso al abogado”, mencionó.

Por otra parte, el padre de Dahiana Espinoza, pidió más acciones a la Fiscalía e insistir más en la investigación al carnicero.

“De la matadería se alzaron herramientas, cuchillos hachas y salieron positivo a sangre humana. Yo digo que el carnicero también tiene algo que ver, como cómplice de Joel Guzman”, expresó.

VER MÁS:
La avenida Mariscal López está en estado calamitoso. Los conductores a diario deben arriesgar sus vidas y además cubrir el gasto de la reparación de sus vehículos tras caer en los profundos pozos que hay en el asfalto.
La Policía Nacional detuvo a un hombre que persiguió a una mujer con un machete al salir de una despensa en horas de la noche. La víctima denunció que el sujeto estaba desnudo e intentó ingresar a su vivienda. Ocurrió en el barrio Santa Ana de Ciudad del Este.
Un repartidor de bebidas fue asaltado por un “motochorro” frente a una despensa. En imágenes de una cámara de seguridad se puede ver cómo actuó el delincuente que logró alzarse con G. 3.500 000 más un teléfono celular.