19 may. 2024

Conducía borracho y casi atropelló a un niño

De milagro, un pequeño de 10 años se salvó de ser atropellado por un conductor alcoholizado, quien luego de lo ocurrido se dio a la fuga. El hombre subió a la vereda con su vehículo y casi arrolló al menor que iba sobre una bicicleta. Ocurrió en la ciudad de Encarnación.

Screenshot_20.png

En imágenes de una cámara de seguridad se puede ver que el niño estaba paseando sobre su biciclo en compañía de su mascota cuando de pronto un vehículo sube a la vereda y por sólo centímetros se salva de ser atropellado.

Luego de lo ocurrido, el conductor arrancó su automóvil y se dio a la fuga, sin embargo, fue detenido a siete cuadras por los vecinos. El hombre identificado como Óscar David Alvarenga González fue llevado ante los agentes de la Policía Caminera y dio positivo a la prueba de alcotest.

Posteriormente quedó demorado en la Comisaría hasta que finalmente recuperó su libertad por disposición del Ministerio Público. Esta situación molestó a los familiares del niño, quienes exigen que se haga justicia.

El pequeño no tuvo ninguna lesión pero está recibiendo asistencia psicológica por el susto que le provocó lo ocurrido. “De milagro. Dios le resguardó porque destruyó la bicicleta, el conductor huyó, pero un vecino le siguió hasta detenerlo. Apenas podía hablar, se notaba que estaba bajo efectos del alcohol ", expresó un familiar.

VER MÁS:
La avenida Mariscal López está en estado calamitoso. Los conductores a diario deben arriesgar sus vidas y además cubrir el gasto de la reparación de sus vehículos tras caer en los profundos pozos que hay en el asfalto.
La Policía Nacional detuvo a un hombre que persiguió a una mujer con un machete al salir de una despensa en horas de la noche. La víctima denunció que el sujeto estaba desnudo e intentó ingresar a su vivienda. Ocurrió en el barrio Santa Ana de Ciudad del Este.
Un repartidor de bebidas fue asaltado por un “motochorro” frente a una despensa. En imágenes de una cámara de seguridad se puede ver cómo actuó el delincuente que logró alzarse con G. 3.500 000 más un teléfono celular.