Lunes a Viernes 13:30 Hs.

Es la historia de un amor como no hay otro igual, que engloba, no sólo las más entrañables tradiciones mexicanas, sino que enaltece uno de los íconos más representativos de nuestra cultura: La música del mariachi.

La historia comienza cuando conocemos a Santos Martínez de la Garza, joven apuesto y despreocupado millonario, dueño de una distribuidora de autos. Santos es engañado por sus socios más cercanos, entre ellos, Bruno, su amigo y a la vez novio de su hermana, Wendy. Santos se ve en la necesidad de huir de Los Ángeles hacia la ciudad de México en calidad de fugitivo, al ser acusado de fraude y lavado de dinero. Esta situación lo obliga a adquirir una nueva personalidad: La del mariachi, Jorge Alfredo Vargas.

Al mismo tiempo conocemos a María Mendoza, muchacha humilde de barrio, hermosa y valiente, que vive con su madre, Amalia, viuda y sus dos hermanas menores, Paloma, que está por cumplir 15 años e Isabel de 8 años. Desde que su padre, Pedro, murió, María ha tenido que trabajar para sacar adelante a su familia, ya que Amalia sufre una enfermedad degenerativa, por lo que ella es el único sostén de su familia.
Santos y María se encuentran en el bar “Ay Jalisco, no te rajes” donde María trabaja como cantante de rancheras. Es en el bar donde por primera vez, ambos conocen el amor. Y es también en el “Ay Jalisco, no te rajes”, que está a cargo de Don Concho y su esposa Lourdes, donde sucederán las situaciones más dulces, tristes, conmovedoras, cómicas y dramáticas de ésta historia, al lado de los inseparables amigos de María, quienes forman el grupo de mariachis del bar: “El Coloso”, Fernando “El Mil Amores”, quien se convertirá en confesor y aliado de Santos, “El Soñador”, “Susanito”, “El Barítono”, “El Aventurero” y “El Gavilán”

Pero la historia de amor entre Santos y María tendrá muchas tonadas, acordes y fuerzas en contra. Santos se enfrentará a Rubén del Olmo, empresario, poderoso y embustero, casado, pero obsesionado por el amor de María, y a “El Coloso”, eterno enamorado de María, que siempre le dará la pelea, hasta que esa rivalidad los convierta en grandes amigos. María, por su parte lidiará con los embustes y artimañas de Elvira, la hija de Don Concho, quien, por capricho y al precio que sea, no descansará hasta poseer a Santos.

Y por supuesto, la canción más triste de todas: la identidad de Santos al descubierto, la cárcel y la separación de su primer y único amor: María, su bonita. Una historia llena de música ranchera, de mariachis, de tequila, de color, pero sobretodo, llena de ilusiones y de esperanzas que nos harán cantar a todos: “¡Qué Bonito Amor!”

Categoria: Internacionales, Novelas

Interactuá

FACEBOOK TWITTER YOUTUBE RSS